TUOT

 

TUOTparrafo

TUOT en un párrafo

Somos un equipo de profesionales de la palabra, de la imagen y de la programación web adictos a lo novedoso, lo útil, lo exacto, con un amplio bagaje artístico y cultural, así como con una larga trayectoria individual y colectiva lo mismo en los sectores público y privado, que en los ámbitos civil y político, lo que nos ha dotado de un amplio registro de estilos, tesituras y cánones comunicativos que nos permite generar todo tipo de sitios web y, sobre todo, de contenidos escriturales y gráficos en cualquier tono o clave y con la mayor calidad y en el menor tiempo posibles.

Nuestro nombre

El nombre de nuestra consultoría es un modesto pero sentido homenaje al magistral e insuperable escritor Jorge Luis Borges: TUOT son las siglas de “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius”, ese sublime relato del inmortal genio argentino en el que una “sociedad secreta de astrónomos, de biólogos, de ingenieros, de metafísicos, de poetas, de químicos, de algebristas, de moralistas, de pintores, de geómetras” concibe y ejecuta un mundo imaginario con su historia total ―“con sus arquitecturas y sus barajas, con el pavor de sus mitologías y el rumor de sus lenguas, con sus emperadores y sus mares, con sus minerales y sus pájaros y sus peces, con su álgebra y su fuego, con su controversia teológica y metafísica”―, y lo impone al mundo real, algo nada excepcional o fantástico a fin de cuentas si se piensa que en eso y no en otra cosa consiste precisamente existir: en que los demás, no solo nosotros, sepan que existimos.
 
Es también una minúscula ofrenda a la arquitectura, particularmente al arquitecto mexicano Raúl Arana Aguilar, ese hombre excepcional que desde la cátedra y el trabajo en campo, es decir, desde la teoría y la praxis, dedicó su empeño a humanizar la arquitectura, esto es, a concebir y ejecutar una arquitectura y una enseñanza de esta que abandonara el interés económico, así como la búsqueda del glamour y del prestigio artísticos, y asumiera un sentido y un compromiso sociales, apostando por una arquitectura de gran calidad técnica y material al servicio de las clases humildes, ese segmento poblacional mayoritario que ha carecido históricamente de acceso a los múltiples, necesarios e insustituibles beneficios del arte arquitectónico.
 
Porque el propósito y la razón de ser de TUOT es fungir como esa sociedad secreta de arquitectos de la comunicación ―artistas y científicos de la palabra, la imagen y la tecnología― que ayude a nuestros cómplices-clientes a proyectar, diseñar, trazar y erigir mundos y edificios comunicacionales (escriturales, gráficos e informáticos) nuevos, metódicos, articulados, coherentes, completos y de una perfección verbal, visual y funcional, así como de una originalidad y eficacia estética y mercadotécnica tales que les permitan imponerse en el mundo real y existir, haciendo existir a ambos factores de la complicidad: a nuestros clientes y a TUOT mismo.